Rio-tin-tito

La historia de Choo Choo Town, o Riotintito; para los amigos, comenzó una tarde
de testeos solitarios al Riotinto. Era una partida de esas chifladas simulando una partida a 4 jugadores, cuando en un momento de descanso vi a mi hijo subido a la mesa correteando el tren por las vías y subiendo a cuanto meeple se encontraba en el camino… y entonces sonó el click. El modo trance entró en funcionamiento y tenía que hacerlo… tenía que hacer un juego de trenes para mi hijo, un juego de trenes para niños, que tuviera miga, fuera divertido y además fácil. Ja! Cuando esto es justo lo mas difícil. Ya lo he dicho alguna vez… divertir con poco es no nada es fácil… aburrir con mucho es pan comido.

Decidí enfocarme en el origen de este torbellino; un tren y gente apiñándose para subir; bueno, quien dice gente dice animales… Probé algunas cosas hasta que dí con un principio simple de los euros: Mayor demanda que oferta; o lo que seria traducido: Hay mas animales/pasajeros que asientos. Ya a partir de aquí fue torciéndose la cosa, porque había creado una recorrido para el tren, pero no hallaba como engranar con acciones el movimiento de este, con los pasajeros angustiados por conseguir un asiento en el tren.

En los primeros testeos no tenía nada cuqui para usar de pasajeros, así que tiré de cubitos, barcos y trenes; que no tenían mucho sentido haciendo de pasajeros, pero no podía dejarlo pasar.
Probé acciones combinadas por turno, probé dados con acciones distintas en cada cara, probé un tablero personal con distintas acciones y ya me di cuenta que se me empezaba a ir esto de las manos. Me gustaba la idea de los dados, pero el azar podría dejarte frustrado así que seguí probando cosas hasta que surgió! La manera de controlar un poco el azar y mantener la tensión era con cartas. Y a los niños les encantan las cartas; así que creé mazos con cartas de acciones muy simples que los niños pudieran “gestionar” (que palabra tan bonita) sus acciones mientras te echas unas risas viendo como tus animalitos se caen del tren. O mas bien los de los demás jugadores.

El juego se fue definiendo relativamente rápido y pude probarlo en grupos ya con niños de esos con barba y funcionaba muy bien.
Ya estamos en agosto, y puedo adelantar que el juego saldrá publicado por Zacatrus a finales de año, y puedo decir también que las ilustraciones son una pasada… y por cierto… su nombre final será Trainsilvania… así que podéis haceros una idea de que va la cosa… 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s